Canal RSS

la “participación comunitaria”

La participación de las comunidades en su desarrollo sostenible – realidad o solo una farsa?

Dentro de las discusiones sobre el manejo de la Áreas Protegidas y la protección de las zonas naturales oficialmente no protegidas mucho se ha hablado de la participación de las comunidades aledañas o circundantes a dichas zonas naturales y culturales. Y mucho se ha repetido el tema de la importancia económica para dichas comunidades, aparte de los beneficios directos representados en servicios básicos, tales como caminos, carreteras, acueductos, electricidad, saneamiento ambiental, escuelas, educación informal, acceso a redes informáticas y vinculación con otros procesos similares.

playa-de-miches.jpgTodos los proyectos presentados por organizaciones no gubernamentales y las gubernamentales también, incluyen la “participación comunitaria” como de obligatoriedad para la obtención de los recursos solicitados a los organismos internacionales directamente, o solicitados a las “organizaciones sombrilla” locales.

Pero en términos reales –y en la gran mayoría de casos – dicha “participación comunitaria” no pasa del texto de los proyectos, quedándose las comunidades a la espera de las mejorías prometidas y en entrenamientos que no terminan o que nunca empiezan. O simplemente realizando alguna pequeña labor –como la de reforestación – que servirán luego para justificar más peticiones de recursos.

Entre las experiencias vividas en instituciones gubernamentales está la de planificar actividades de tres días para darle “seguimiento participativo a la comunidad”, llegar al sitio con retraso, condensar en medio día la información a impartir, entregarles a los participantes los alimentos crudos que se utilizarían en los tres días, y salir de vuelta a primera hora del día siguiente.

miches-con-la-playa-arriba.jpgOtras experiencias similares, con organizaciones gubernamentales, es llegar al sitio, exponer en una hora lo que debía hacerse en dos sesiones de tres horas cada una, mostrarles como utilizar un equipo que nunca más verán en su vida, tomar muchas fotos de la actividad para el informe, y dejarles esperando por dos años o más, cuando se apruebe otro proyecto cuyos fondos se quedarán –como siempre- en las oficinas de Santo Domingo.

Esas experiencias nos han enseñado que sería mejor volcar todos los recursos, o la mayoría de éstos, directamente en las comunidades, trabajando directamente con ellas, dejando en sus manos obras tangibles, usables, permanentes, decentes y lo mejor construidas posible, pero que además sientan un vínculo real entre las organizaciones participantes, viabilicen la incorporación de otras organizaciones (locales o exteriores) y permitan dar seguimiento a los trabajos sin que se pierdan las informaciones o caigan en terreno estéril.

amigos-del-pueblo.jpgSi bien es cierta la importancia del levantamiento de información (biológica, cultural, social y económica) para las propuestas de protección de las áreas, y que para ello es necesaria la obtención de recursos, no menos cierto es que si se utiliza la “participación de las comunidades” como componente de importancia para garantizar la obtención de esos recursos, estas comunidades reciban beneficios reales, no promesas de que el manejo futuro del área protegida les va a traer futuros beneficios. De esos “futurismos” las comunidades están hartas ya.

Las promesas de futuros beneficios no han hecho más que abrirles camino a potenciales dirigentes comunitarios para irse a Santo Domingo a encontrarse con ese “futuro” que nunca llega, desarticulando así las posibilidades de seguimiento a los trabajos por las comunidades y por áreas protegidas o por proteger.

En este punto queremos llamar la atención sobre un ejemplo de vinculación con las comunidades que no ha sido manejado todavía. Es la creación de elementos a partir de los cuales éstas se sientan inmediatamente vinculadas al proyecto o proyectos que se les plantean seguir o desarrollar. *)

0

*) - Este texto encontramos en un articulo de DOMINGO ABREU COLLADO en la pagina ecológica del periódico HOY. Tratándose de un proyecto en relación a las Cuevas de Pomier, lo sacamos parte del texto como conclusión muy apropiada y aplicable para el recién nacido movimiento de un desarrollo sostenible en la región de Miches.

Vamos a convertir un sueno en realidad

esperanza.jpg“Hacemos un llamamiento a todos los instituciones gubernamentales, no gubernamentales, universidades nacionales y extranjeros – en especial a la Universidad de Columbia y al INTEC – también a todos los profesionales, asesores y especialistas en trabajos con comunidades – y a todos los demás involucrados en este proceso de desarrollo “a favor” de este pueblo – hasta ahora mucho usado para justificar, pero muy olvidado en aplicar - para que forman un verdadero “equipo de desarrollo” en conjunto con las gentes de Miches.”

o

conatura-420-x-81.jpg

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores

%d personas les gusta esto: